Subscribe:

9.7.12

Personas gramaticales

Hace un tiempo buscaba quien se convirtiera en mi segunda persona del plural de tiempo completo. A quien dirigirme siempre que te hablara a ti.
Luego dejé de hacerlo.
Volví entonces a mi ya tradicional alusión permanente a esta tercera persona del singular, femenina, desde luego, imaginaria, compuesta de ella de allá, de ella inexistente, de ella existente desconocida, de ella lejana, de ellas, pero incluidas en una sola que se fue desdibujando, que se fue realizando y se fue limpiando de todas las ellas falsas, todas las ficciones, hasta que quedó ella, esa tercera persona del singular que llegó el momento en el que coincidió plena con esa segunda persona que había dejado de buscar, tú para mí, esta primera persona que ya no es primera ni es persona ni es nada, ni soy nada ni soy persona ni soy primera ni soy yo sin ella, sin ti. O sin tú.

No entiendo. Es que no me concentro si tus manos no están aquí para distraerme.

0 000 comentarios: