Subscribe:

28.10.10

de dragones a dragones

yo no podía tener otra cosa más que un dragón de la suerte en el antebrazo izquierdo.
nada más. ahí me lo puso mi familia, mis amigos y mi impulsiveness.

la gente que vale dick no puede tener otra cosa más que uno de esos llamados dragones de komodo -tísico de una vez- escupiéndoles en sus gónadas, en sus bebés y en su sopa.


y no es porque yo no valga dick, sino porque yo soy yo... y cómo rifa la gente que me quiere...


---

esto podría ser un indicio de que estoy perdiendo la razón.

1 000 comentarios:

«j.m.p…» said...

sí, te quiero un montón y tres raciones de rifadez (sic).

—Chui